Laboratorios ciudadanos

Los laboratorios ciudadanos son espacios abiertos y colaborativos en los que personas con distintos conocimientos y grados de especialización se reúnen para desarrollar proyectos juntos. Son espacios que exploran las formas de experimentación y aprendizaje colaborativo que han surgido de las redes digitales para impulsar procesos de innovación ciudadana.  

Los laboratorios ciudadanos tienen los siguientes objetivos:
  • Que las personas puedan desarrollar sus capacidades en proyectos que benefician al bien común y aportan a la inclusión social.
  • Dar respuesta a la necesidad de la comunicación cara a cara, dado que las redes digitales no pueden suplir la potencia del trato directo.
  • Explorar en el espacio físico de las ciudades las nuevas formas de acción colectiva que están emergiendo en la red.
  • Hacer visible la idea de que las ciudades las construyen las personas.
  • Acortar la distancia entre las personas y las instituciones. Que los ciudadanos puedan implicarse en el diseño de políticas públicas.
  • Que las empresas tengan un espacio para aprender y compartir su conocimiento. Las empresas, cada vez más, se entienden como sistemas abiertos que deben incluir en su desarrollo a sus comunidades de clientes, usuarios y afectados.
  • Ser un espacio para el emprendimiento de proyectos comunitarios.
  • Ser un espacio donde las universidades y los centros educativos puedan intercambiar conocimiento, ser más permeables a los problemas ciudadanos e incorporar saberes no expertos. Experimentar nuevos modelos de aprendizaje y producción de conocimiento.
  • Proveer un espacio participativo y abierto para proyectos que tengan como objetivo resolver problemáticas sociales y culturales que puedan pasar a formar parte de políticas públicas.
En el espacio 105 queremos contribuir a impulsar los laboratorios ciudadanos. 

Nos planteamos estructurarlos en 10 ejes (7 específicos y 3 transversales) sobre cuyos contenidos puedes informarte ampliamente en la web de commonomia

La clave es ir generando comunidades en torno a cada eje. En este sentido, resulta esencial la participación de coordinadores y dinamizadores  que impulsen la formación de los diversos grupos de trabajo.

Si estás interesado en asumir el rol de dinamizador o coordinador de algún eje ponte en contacto con nosotros.

Para el desarrollo de los laboratorios nos apoyamos en herramientas virtuales, principalmente el software trello, pero son los encuentros presenciales en el espacio 105 los que mejor contribuyen a concretar y poner en marcha efectivamente los proyectos que se van generando.